Publicado: 18 de Junio de 2018

El cáncer de piel es uno de los que más preocupa. No en vano cuatro de cada diez españoles tendrán cáncer de piel en un futuro. Pero la buena noticia es que se puede prevenir. Ayer fue el día de lucha contra esta enfermedad y como consecuencia de la efeméride el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos hizo público un decálogo de medidas que puedes tomar en tu día a día para prevenir la enfermedad en verano.

No tomes el sol entre las 11 y las tres de la tarde

Son las denominadas "horas centrales del día". Es importantes que no hagas deporte ni actividades al aire libre a esas horas. Es cuando el sol es más dañino.

Utiliza gafas de sol homologadas

Es muy mala idea ahorrar en gafas de sol. Tienes que aprender a proteger bien tus ojos por lo que busca las ofertas sólo en ópticas y establecimientos de confianza.

Aplícate el fotoprotector en casa 30 minutos antes

La crema protectora es lo más importante. Pero ojo, no vale con ponérsela directamente en la playa o la piscina, tienes que tener previsión.

No estés tumbado al sol durante horas

No es aconsejable abusar del sol. Tomate un descanso cuando vayas a la playa. Acércate el chiringuito o quédate un rato a la sombra.

Recuerda que algunos medicamentos reaccionan a la exposición solar

Mira bien los prospectos de los medicamentos. Aunque no sean para la piel algunos tienen sus contraindicaciones a la hora de tomar el sol.

Ponte un sombrero y ropa holgada.

Es muy importante como afrontes el sol. Tienes que ir cómodo pero también protegido. Sobre todo en la cabeza.

Elige el fotoprotector según tu fototipo

Pide información a tu farmacéutico. Es importante que cada uno use protectores adecuados para su piel.

Utiliza fotoprotector aunque esté nublado

Da igual que no lo veas. El sol está ahí. Muchos se sorprenden al quemarse en un día nublado. Por eso es necesario que extremes las precauciones.

Bebe mucha agua para no deshidratarte

Aunque no tengas sed tienes que beber. Puedes elegir refrescos o cerveza pero siempre es necesario que lleves agua a la playa o a la piscina y que bebas constantemente aunque no tengas sed. La deshidratación en días de calor es muy peligrosa.

Extrema la precaución con los niños (y los mayores)

Evidentemente los más pequeños no son conscientes de las consecuencias que tiene para ellos estar demasiado expuestos al sol. La precaución vale también para los mayores.Seguir leyendo

https://www.mercedespatallo.com/