Publicado: 27 de Abril de 2018

Con el paso del tiempo, no dormir lo suficiente puede llevar a problemas crónicos de salud y afectar negativamente a tu calidad de vida.

uándo fue la última vez que dormiste al menos siete horas seguidas? A la mayoría puede que nos cueste responder a la pregunta debido, en parte, al estrés del día a día, pero, si a esto le sumamos algún trastorno del sueño, el asunto se complica aún más. Y es que el 30 % de la población padece de insomnio, un trastorno que afecta al equilibrio físico y psicológico, con consecuencias nefastas para nuestro organismo. Cambios de humor, obesidad, disminución de la fertilidad… La gurú del sueño y psicóloga británica Hope Bastine, recientemente de visita en nuestro país como embajadora de la marca de descanso Simba, nos explicaba las principales secuelas que no dormir provoca en nuestra salud y cómo poner en práctica algunos buenos hábitos que quizás desconocías para atajar el problema.


  • Tu sistema inmunitario se debilita. Mientras duermes, nuestro sistema inmunitario trabaja para reparar las células y combatir infecciones. Para ello, libera una proteína llamada citosina que regula, entre otras cosas, la respuesta de nuestro organismo ante procesos inflamatorios y se defiende de sustancias extrañas como virus y bacterias y, por tanto, de ciertas enfermedades. Es decir, si estás durmiendo menos de lo que tu cuerpo necesita, tu sistema inmunitario no está funcionando correctamente y, según los expertos, tendrás más probabilidades de coger, por ejemplo, un resfriado (y también tardarás más en recuperarte).
  • Problemas de fertilidad. Los hombres que duermen poco pueden ver dañada su fertilidad. Al menos así lo determina un estudio de un grupo de científicos de la Universidad del Sur de Dinamarca, que demostraron cómo la producción de espermatozoides en un grupo de hombres jóvenes con alteraciones del sueño era un cuarto más baja que en aquellos que dormían más. De igual forma, si eres mujer y estás tratando de quedarte embarazada, no deberías pasar por alto la relación que existe entre fertilidad y sueño. La producción de leptina, una hormona de gran importancia en la función reproductora de la mujer, se ve disminuida cuando dormimos menos horas de las que deberíamos; por lo que puede afectar a los ciclos menstruales.Seguir leyendo
https://www.mercedespatallo.com/