Publicado: 29 de Abril de 2019

Seguro que si tienes ronchones en la piel, de repente te salen muchos granosque antes no estaban o aparece una mancha de un color extraño, vayas al dermatólogo de cabeza, sin pensarlo. Sin embargo, no todas las afeccionestienen síntomas tan obvios y fáciles de detectar.

Hay señales que no parecen tan alarmantes y que podrían ser el signo de algo bastante más grave. Si no quieres llevarte una sorpresa muy desagradable, te contamos seis cosas a las que deberías poner atención y por las que tendrías que acudir a un especialista.

AUTOR

A. LÓPEZ

Contacta al autor

@Adri_L_P

TAGS

TIEMPO DE LECTURA5'

28/04/2019 05:00

Seguro que si tienes ronchones en la piel, de repente te salen muchos granosque antes no estaban o aparece una mancha de un color extraño, vayas al dermatólogo de cabeza, sin pensarlo. Sin embargo, no todas las afeccionestienen síntomas tan obvios y fáciles de detectar.

Hay señales que no parecen tan alarmantes y que podrían ser el signo de algo bastante más grave. Si no quieres llevarte una sorpresa muy desagradable, te contamos seis cosas a las que deberías poner atención y por las que tendrías que acudir a un especialista.

4 problemas de tener la piel seca y que revelan algo mucho peor

A. LÓPEZ

Evitar y prevenir algunas enfermedades depende totalmente de nosotros. Tener sequedad, tacto rugoso o escamas en la epidermis pueden ser los signos de algo más grave

La piel es el órgano más extenso. Juega un papel vital a la hora de regular la temperatura corporal y actúa como barrera para proteger el organismo frente a las infecciones. Su capacidad para actuar como escudo de una manera efectiva depende de que se mantenga un nivel de hidratación óptimo. Sin embargo, determinadas partes son propensas a la deshidratación. Cuídala mucho.

Grano persistente o sangrante

Si lleva más de dos semanas ahí o cuando lo aprietas no deja de sangrar(sobre todo en personas mayores), es una posible señal de cáncer. No te alarmes, solo es una posibilidad. También vigila manchas rojizas o costras duras en la piel que no desaparecen. "Podría ser un carcinoma basocelular(basalioma) o un carcinoma de células escamosas (espinalioma)", afirma Giuseppe Monfrecola, director de la Escuela de Especialización en Dermatología y Venereología de la Universidad Federico II de Nápoles y miembro del consejo de la Sociedad Italiana de Dermatología SIDeMaST. Seguir leyendo

https://www.mercedespatallo.com/